Milei y Caputo, responsables del castigo tarifario a las provincias del sur

Compartir:

El Gobierno Nacional oficializó aumentos de más del 155% para la clase baja y media de la Patagonia. Esta quita de subsidios, implementada bajo directivas del presidente de la Nación y su ministro de Economía, impacta de manera desproporcionada y brutal en el bolsillo de los patagónicos.

El reciente incremento de las tarifas de energía eléctrica y gas generaron una ola de indignación en las provincias del sur del país. Con aumentos que superan el 155%, esta medida fue percibida como un castigo desproporcionado y ha provocado fuertes críticas hacia el Gobierno Nacional, en particular hacia el presidente Javier Milei y su ministro de Economía, Luis Caputo, quienes son señalados como los principales responsables de esta decisión.

Desde el 1 de junio, con efectos retroactivos a esa fecha, se ha implementado una aceleración en la eliminación gradual de los subsidios a la energía para hogares, comercios e industrias. Este ajuste resultó un aumento brutal de las tarifas, afectando especialmente a los residentes de las provincias patagónicas, quienes ya enfrentan un costo de vida elevado y condiciones climáticas adversas.

Las resoluciones 90, 91, 92 y 93 de la Secretaría de Energía de Nación, publicadas en el Boletín Oficial, detallan los incrementos que, en el caso de la energía eléctrica, superan el 155% en varias regiones. Para el gas natural, el ajuste ronda el 6%, aunque ambos incrementos se suman a las tarifas ya elevadas por ajustes anteriores que llegaron a alcanzar entre el 300% y 400% para los hogares de mayores ingresos.

La eliminación de los subsidios, justificada por el Gobierno como una medida necesaria para reducir el gasto público, ha sido vista en las provincias del sur como un acto de insensibilidad y discriminación. Los residentes locales se sienten castigados por políticas que no consideran las particularidades económicas y sociales de su región.

La clase media y los sectores más vulnerables de las provincias patagónicas, que ya lidian con un alto costo de vida, ahora deben enfrentar un golpe adicional a sus economías debido a estos aumentos tarifarios. Esta situación generó un clima de descontento y una sensación de abandono por parte del Gobierno Nacional.

El castigo tarifario impuesto a las provincias del sur no solo refleja una política de ajuste económico, sino también una falta de consideración hacia las realidades locales. Mientras el Gobierno argumenta la necesidad de racionalizar los recursos, las familias patagónicas luchan por mantenerse, enfrentando aumentos que muchos consideran injustos y desproporcionados.

También puede interesarte

Video e indignación en el ascenso: un jugador le pegó al árbitro, pero no lo echaron

Matías López, futbolista de Flandria, agredió al referí en el encuentro ante Excursionistas. 22 de julio 2024, 23:12hsUn...

Las cuatro mejores redes para canjear o vender productos de segunda mano sin pagar comisión

A diferencia de otros mercados, en Argentina no existe una plataforma específica en la cual ofrecer un celular...

Quién es la famosa que se puso de novia con un participante de Gran Hermano

El año viene siendo muy cambiante para las parejas, que se van formando o que confirman...