Pergamino | Una mujer de 100 años reclama una herencia millonaria

Compartir:

La tranquila localidad de Pergamino, al noroeste de la provincia de Buenos Aires, se mantiene en vilo desde hace algunos años luego de que una herencia millonaria pusiera en jaque a una de las familias más ricas de la ciudad, pionera en el mundo vitivinícola, una batalla que fue desencadenada por Leonor Estallo Sánchez.

Estallo Sánchez tiene 100 años y se encuentra en una lucha legal que comenzó tras el fallecimiento de su hermana Zulma en 2017, a raíz de un testamento que fue objeto de controversia desde un inicio, dado que se acusó a la nuera de Leonor, dos de sus nietos y a una escribana de falsificar documentación.

Un documental revela la historia de 4 niños perdidos por 40 días en la Amazonía

Esto no les gusta a los autoritarios

El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.

Según relató el medio Primera Plana, la historia de la familia comenzó hace más de un siglo atrás, cuando Don Arturo, el patriarca de la familia, llegó desde España a establecerse en territorio argentino y fundó la bodega Estallo Sánchez e Hijos en San Rafael, dejando un legado que cuenta con dos estancias, campos y varias propiedades.

El hombre, quien se había casado con una mujer de una familia adinerada, tuvo tres hijas en un lapso de seis años: Zulma, Nilda Leonor. Cabe mencionar que todos los frutos de su trabajo los puso en partes iguales a nombre de las tres mujeres.

De las tres hermanas la única que se casó fue Leonor, quien contrajo matrimonio con un enólogo y tuvo tres hijos Guillermo, Lili Silvia, con quienes se mudó en 1959 a San Rafael tras el fallecimiento de su padre para ocuparse de la bodega, mientras sus hermanas en Pergamino administraban los campos de la familia.

Leonor Estallo Sánchez
Leonor Estallo Sánchez.

Según relató Silvia en diálogo con Clarín, la red de controversia y versiones cruzadas es responsabilidad de Noemí Sánchez, la esposa de su hermano Guillermo, a cuya familia acusaron de «enganchar» al joven «porque les interesaba la platita».

Cabe aclarar que Guillermo, a la edad de 9 años, fue enviado desde San Rafael nuevamente hacia Pergamino para vivir con su tía Zulma, quien también era su madrina, para que el chico estudiara y pudiera «salir adelante», ya que en Mendoza, según aseguró su hermana «iba a repetir». Dicha historia es la que hoy en día toma su contraparte para acusarla de cuasi abandonar a su hijo.

Por otra parte, las hermanas Nilda y Zulma continuaban administrando las valiosas tierras de la familia hasta que en 1978 Nilda falleció súbitamente por mal del rastrojo y fue reemplazada por Guillermo, quien ya rondaba los 20 años y ocupó el lugar de su tía hasta que enfermó de cáncer y falleció en 2009, mismo año en el que Zulma sufrió una caída y quedó internada.

El Poder del No: La Historia de Superación y Éxito de Dalmiro Iufe

«Cuando Zulma se cayó, cerré mi casa de San Rafael por veinte días y me vine a cuidarla, me instalé en esta casa, que era donde ella vivía, y no me fui más. Entonces empecé a ver cómo Noemí y mis sobrinos venían a manejarle la vida a mi hermana. Como si fuera un paquete. Noemí le daba pastillas que nunca supe qué eran. Y Zulma le tenía mucho miedo a Noemí. Me decía todo el tiempo: ‘Leonor, mirá que yo no firmé nada’«, relató la mujer.

La firma en cuestión ocurrió el 28 de octubre de 2010, cuando Zulma ya tenía 93 años y en una escribanía de Pergamino se concretó un testamento en el que esta le otorgaba un Poder General de administración y herencia de sus bienes para después de su fallecimiento a los tres hijos de Guillermo y a Noemí, excluyendo a Leonor del reparto.

«Es lógico que Zulma, una tía que lo educó y lo crió, le quisiera dejar su herencia a los hijos de Guillermo. Hay una parte de la historia que la tendría que explicar la abuelita estafada: por qué a los nueve años su hijo dejó la casa de Mendoza y se vino a Pergamino a vivir con su tía soltera», argumentó a Clarín el abogado de Noemí, Daniel Assaf.

El rapero iraní y el matarife de Teherán

Zulma Estallo Sánchez falleció el 8 de abril de 2017, a los 99 años de edad. Veinte días después, cuando Leonor quiso iniciar la sucesión, fue cuando se enteró de que su hermana había firmado un testamento que la dejaba afuera de la herencia, motivo por el que denunció a su nuera y nietos por estafa, falsificación y adulteración de documento público, argumentando que ella es la heredera legítima de la fortuna valuada en treinta millones de dólares.

«A mi edad jamás pensé que me iba a pasar algo así. Me siento como en una telenovela, de esas retorcidas, brasileras», expresó la mujer y añadió: «Todas las noches le doy gracias a Dios de que me siga manteniendo viva. ¿Para qué? Para que saque esto en limpio, debe ser por eso. A mí me quieren robar todo«.

Leonor Estallo Sánchez
Jornada donde se presentó el veredicto de absolución. Leonor estuvo ausente.

Actualmente, la causa penal está hace siete años en el Juzgado en lo Correccional N°2 de Pergamino bajo la carátula «estafa». La misma le exige a la Justicia seis años de cárcel para la nuera y nietos de Leonor y ya fue elevada a juicio oral.

En este sentido, según consta en la elevación a juicio oral del fiscal de la causa, cuando Zulma firmó el polémico testamento a favor de sus sobrinos padecía «involución mental producto de la propia ancianidad y por episodios de reiterados desmayos o desvanecimientos tanto en el hogar como en la vía pública que le habían ocasionado lesiones».

Asimismo, los informes médicos y psiquiátricos que se realizaron antes de que la mujer falleciera indicaron que esta sufría «dificultades en la mayoría de los dominios cognitivos», motivo por el que el fiscal entendió que Noemí Sánchez y sus hijos se aprovecharon del deterioro de la mujer para obligarla a firmar a su favor.

Murió Cat Janice, la mujer que compuso una canción viral en TikTok para dejarle las ganancias a su hijo

No obstante, el pasado 13 de mayo el titular del Correccional N°1, Carlos Ariel Picco, encargado de desentrañar la verdad del caso, dio a conocer el veredicto de absolución para Noemí Sánchez, las hermanas Paula y Verónica Giménez y la escribana María Florencia Peries.

En los fundamentos presentados, el juez explicó que no tiene pruebas suficientes para acreditar que Zulma no estaba en pleno uso de sus facultades a la hora de firmar el testamento y señaló: «Como sabemos, la duda juega a favor de los encartados».

El médico de cabecera de Zulma respaldo la posición de la defensa, al mismo tiempo qué declaraciones de terceros, como el peón del campo y el juez de Familia, respaldaron la autonomía de la mujer en sus decisiones financieras. Además, el veredicto también consideró la relación familiar y la confianza que la mujer depositó en su momento en su sobrino Guillermo.

Leonor Estallo Sánchez se enteró de la noticia a través de su abogado, ya que no se presentó a escuchar el veredicto. De todas formas, decidió apelar a la sentencia, por lo que la batalla legal aún no ha terminado.

AS./fl

También puede interesarte

Video e indignación en el ascenso: un jugador le pegó al árbitro, pero no lo echaron

Matías López, futbolista de Flandria, agredió al referí en el encuentro ante Excursionistas. 22 de julio 2024, 23:12hsUn...

Las cuatro mejores redes para canjear o vender productos de segunda mano sin pagar comisión

A diferencia de otros mercados, en Argentina no existe una plataforma específica en la cual ofrecer un celular...

Quién es la famosa que se puso de novia con un participante de Gran Hermano

El año viene siendo muy cambiante para las parejas, que se van formando o que confirman...