Sigue la presión cambiaria y en el mercado hay alerta por las últimas medidas de Caputo

Compartir:

En medio de la ola de ventas de activos financieros argentinos y una renovada presión sobre el peso, el Gobierno se vio nuevamente en la obligación de desmentir una devaluación. La sexta en un par de semanas.

La sucesión de desmentidas da una idea de la súbita incredulidad en el programa económico oficial, que hasta ahora venía siendo apoyado en el mercado.

La suba del 6% en dos días de las cotizaciones de los dólares financieros son un síntoma de esa pérdida de confianza por parte de los financistas, y pone límites a una posible medida para fomentar un «carry trade» que le quite presión a la ola dolarizadora.

El dólar refleja poca confianza del mercado en el plan de Luis Caputo

¿A cuánto debería subir la tasa de interés para que pueda compensar una devaluación tan brusca?

Lo cierto es que los dólares financieros ya treparon hasta los $1.430 y el riesgo país, que hace algunas semanas había caído a 1.200 puntos se encuentra ahora arriba de los 1.500. Un nivel inconsistente con la posibilidad de una refinanciación de los próximos vencimientos de deuda en dólares en el mercado privado.

Una información a última hora de la tarde de ayer agregaba una incertidumbre adicional: el volumen de pases pasivos del BCRA se desplomó 30% en una sola jornada, lo que podría indicar el rechazo de los bancos a las últimas medidas.

«>

Sigue la presión cambiaria y en el mercado hay alerta por las últimas medidas de Caputo

Sin embargo, algunos analistas, como Gabriel Caamaño, dijeron que podría tratarse de un movimiento habitual: «Siempre entre fines y principios de mes hay desarme y rearme de PASES. Así que en el medio está sucio por eso», posteó el economista en su cuenta de X.

Como sea, hay que esperar para tomar dimensión real de lo sucedido.

¿El mercado esperaba novedades del cepo?

En un informe divulgado por la consultora Equilibra, el economista Martín Rapetti puso el ojo en el último anuncio del tándem Caputo-Bausili, en la conferencia del viernes pasado.

«El problema del exceso de pesos no ha desaparecido sino que cambió de bolsillo», concluyó Rapeti.

«La situación es delicada. La deuda sigue siendo de muy corto plazo y ahora tiene mercado secundario. Una porción importante -del 35%- está en poder de los bancos, por lo que un riesgo de default puede derivar en un riesgo de crisis bancaria», afirma el informe de Equilibra.

«Levantar el cepo, en este contexto, luce muy peligroso y por lo tanto lejano. Una liberación del cepo tiene altas chances de derivar en un fuerte salto cambiario empujado por el desprendimiento de pesos que, pese a los pases de magia, siguen allí en manos del sector privado», concluye.

Inversores esperaban novedades

Inversores esperaban novedades en materia cambiaria, pero la conferencia de Caputo y Bausili no satisfizo las expectativas.

Las inconsistencias del plan Caputo

El mercado tomó nota, en las últimas dos semanas, que la estrategia de Caputo-Bausili puede fracasar. Y que necesita de un «service» para sostenerse.

La clave es la falta de dólares. La drástica caída en la liquidación de divisas por parte de los exportadores fue el indicio de que la dinámica lucía inconsistente.

El «crawling peg» del 2% con una tasa de interés negativa y la proyección de una inflación por encima de ese nivel desparramó dudas en el mercado.

Las liquidaciones de los exportadores menguaron con el paso de las semanas y el Banco Central terminó junio con ventas, en lugar de embolsar divisas, como hace todos los años de buena cosecha como la de este 2024.

Una cuestión clave: en lo que va del año, el dólar «blend» hizo que el BCRA dejara de comprar nada menos que u$s9.000 millones. Fueron dólares que ingresaron al mercado por el CCL, y sirvieron para achicar la brecha cambiaria.

Esa dinámica, que hasta el momento no había llamado la atención de los financistas, ahora luce perniciosa, en medio de las tensiones y la falta de oferta de divisas.

Pese a la presión del FMI,

Pese a la presión del FMI, el Gobierno insiste en mantener el crawling peg del 2% y el dólar exportador.

Por eso mismo, el Fondo Monetario encabeza la presión para que el Gobierno quite esa posibilidad y elimine el «blend».

Los dólares, en el eje del debate

Fue un clásico de la crisis que envuelve a la Argentina en los últimos años: la falta de divisas que asegure la estabilidad de largo plazo.

Hoy por hoy, el Gobierno necesita mostrar que la economía recibe los dólares necesarios para funcionar, y que no verá un empeoramiento de la crisis.

«Tienen que balizar el camino; por ahora no tenemos ninguna señal adicional de parte de los funcionarios. Y ellos saben perfectamente que el mercado les bajó el pulgar después de la conferencia del viernes», dijo a iProfesional el director de un banco privado nacional con contacto permanente con el equipo económico.

Durante la reunión de Gabinete de ayer en la Casa Rosada, el ministro de Economía apuntó que la volatilidad en el mercado era esperada luego de los anuncios de la semana pasada. Y que la volatilidad era algo transitorio.

No es el clima que se vive en el mercado financiero. «Hay bancos internacionales muy nerviosos. No están dispuestos a darle crédito al Gobierno si no queda claro el camino de los próximos meses», señaló una fuente del sistema financiero local.

También puede interesarte

Escándalo total en el programa de Mirtha Legrand: el polémico motivo por el que bajaron a Flor de la V

Aunque faltan varios días para que primero se sirva y después salga al aire, ya hay...

Los Pumas 7s enfrentan a Australia y después juegan los cuartos de final de los Juegos Olímpicos: hora y TV

El equipo argentino ganó sus dos primeras presentaciones, ante Kenia y Samoa, y ya se clasificó a la...

Javier Milei, en vivo: las últimas medidas del Gobierno

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a través de la Resolución 696 firmada por la ministra Patricia...